Edward Carpenter

Edward Carpenter nació en el año 1844 en Brighton. Fue un escritor, poeta, filósofo, antologista y activista por la libertad sexual y los derechos de los homosexuales.
Se dio a conocer a finales del siglo XIX en Gran Bretaña. En 1864 ingresó en la Universidad de Cambridge, donde estudió Teología. Tras su época universitaria se unió a la Iglesia Anglicana. Se vio fuertemente influido por el párroco de su iglesia, Frederick Maurice, que lideraba el movimiento del Socialismo cristiano.
Carpenter abandonó el clero en 1874. Se desplazó hasta Leeds como parte del movimiento de divulgación universitaria, formado por académicos que deseaban hacer llegar la educación superior a las zonas más pobres de Inglaterra. Defraudado por el fracaso del proyecto, se instaló en Sheffield. Fue aquí donde estableció contacto con la clase obrera y empezó a escribir poesía.

Cuando su padre murió en 1882, heredó una considerable fortuna, lo que le permitió dejar la enseñanza y dedicarse a una vida sencilla en una granja en Millthorpe. En ese momento, reconoció plenamente su orientación sexual. Su adopción de una vida cercana a la naturaleza le sumió en un periodo de creatividad artística en el que escribió los poemas que se convertirían en su libro de versos Hacia una democracia, fuertemente influenciado por la espiritualidad oriental y la lectura de los escritos de Walt Whitman.

En la década de 1880 Carpenter desarrolló una pasión intelectual por el misticismo hindú y la filosofía de la India, y en 1890 viajó a Ceilán para pasar tiempo con un maestro hindú. La experiencia tuvo un efecto muy profundo en su pensamiento social y político. Al regresar de la India, en 1891, conoció a George Merrill, un hombre de clase trabajadora con el que entabló una relación amorosa. Su relación no solo desafiaba la moralidad sexual de la época victoriana, también su estricto sistema de estratificación y separación entre clases sociales. En cierto modo, su unión reflejaba la convicción de Carpenter de que el amor homosexual tenía el poder de subvertir las barreras sociales. Tenía la creencia de que en el futuro la homosexualidad sería la causa de un cambio radical en las condiciones sociales de los hombres, remarcándolo en su obra The Intermediate Sex.

A lo largo de su vida, Carpenter nunca dejó de expresar su estima por el poeta Walt Whitman, que le había proporcionado su primera gran inspiración con Leaves of Grass.